Seleccionar página

Todo lo que ocurre en nuestra vida, es una manifestación de nuestros pensamientos. Todo ocurre primero en ti, antes que se materialice en tu vida. Como todo es energía, tú eres energía. Si tienes caos en tu interior, tendrás caos en tu exterior.

¿Por qué algunas personas tienen éxitos? ¿ y otras caen de un fracaso en otro?

Es sencillo somos el producto de nuestros continuos pensamientos. La energía que proyectamos, es la energía que recibimos.

¿Tu quién eres verdaderamente? No eres tu cuerpo, ni tú forma de ser, ni solo una persona, todo eso y más son instrumentos de tu propia mente conectada a La energía universal.

Cada uno de nosotros somos pensadores innatos, y los pensamientos son libres, creativos y fluyen constantemente, tus creencias, tu carácter, tu forma de actuar provienen de los pensamientos que tú tienes de ti mismo y de las experiencias que has vivido.

Cuando eres niño, eres puro, a medida que creces tu mente se va intoxicando por tú alrededor, padres, amigos, profesores que inculcan unas creencias en ti, y tu carácter se va moldeando a medida que tú integras creencias externas, como propias.¿ Te dijeron que no eras capaz, te dijeron que no podías, te dijeron que no lo conseguirías…? Pues hoy te digo que si eres capaz, si puedes y puedes conseguirlo… la clave eres tú, tú tienes la llave.

¿No te ha pasado nunca? Cuando eras niño tus compañeros por ejemplo te hicieron creen que no sabías bailar, y creces creyendo eso, un día alguien te saca bailar y aunque tu negativa es rotunda descubres, que sabes moverte, lo vuelves a intentar y descubres que sabes bailar. Ha sido tu propia creencia limitante, la que ha determinado un factor en ti.

El mundo exterior es relativo, lo primero es reconocer que no solo eres así, y como en muchas ocasiones oigo, soy así y no puede cambiar, ¡eso no es cierto! solo depende de ti, hacerlo posible y real. No dejes que tus pensamientos controlen tu vida. Crea la vida que deseas, con los pensamientos más apropiados sobre ti mismo y tú alrededor. No te conviertas en tu propio limitador ni permitas que la sociedad te convierta en algo que no quieres ser.

El camino no va a ser fácil, pero si te lo propones cambiaras la rutina de tu forma de pensar, coge papel y lápiz y anota todo lo que puedes hacer para cambiar:

Saca el NO de tu vocabulario, no puedo, no se, no soy capaz…

Substituye: substituye pensamientos negativos por fases positivas con una afirmación… voy a hacerlo,  soy capaz… ¿si ellos pueden porque tú no?

Escribe: escribe creencias sobre ti en una libreta, analízalas, y si necesitas cambiarla escribe la frase en afirmativa y llévala contigo, donde en cualquier momento puedas leerla e integrarla.

Resultado de imagen de chica leyendo creative commons

Habla: Presta atención como te expresas, no caigas en el victimismo, ni en las quejas, si ves que lo haces reconduce la conversación o cambia de tema para no moverte en la energía de la negación.

Medita: nos ayuda a centrar la mente y dejar ir todos los pensamientos fluyendo con la energía.

Leer y ver: busca en libros, películas… que te ayuden a hacer este cambio.

Resultado de imagen de chica leyendo creative commons

Visualiza: haz tu plan de futuro, empezando por ti, y posteriormente en el resto de las áreas de tu vida. ¿Qué debo cambiar en mí?¿Que puedo mejorar?¿estoy feliz en el trabajo?¿con mi pareja o porque no tengo pareja?¿Es lo que quiero?… realiza un panel de visualización con fotos de objetos, cosas que quieras en tu vida y ponlo en un sitio visible que lo veas cada día y muevas esa energía con tu pensamiento.

Actúa: deja de lamentarte, muévete, cambia pequeñas rutinas o hábitos, y empieza a cambiar todo lo que desees.

Ten gratitud y perdón: recuerda que el resto de gente que te rodea no lo supo hacer mejor, así que el único que puede cambiar tu propio sentimiento de un acontecimiento o un recuerdo eres tú. Perdona para sentirte libre, vivir con rencor y rabia solo trae estancación y a la larga que tus células enfermen.

Probablemente no te funcioResultado de imagen de salto al vacione todo inmediatamente, pero la perseverancia y la tenacidad harán que lo consigas, así que solo depende de ti tener creencias liberadoras y pensamientos positivos para conseguir tener una vida plena y salir de la zona de confort en la que te encuentres y que posiblemente no seas feliz.

Así que salta al vacío, ¿qué puede pasar?¿Que pierdas?

Pues habrás aprendió del fracaso y te volverás a levantar… ahora sí, con más fuerza y positividad de creación.

Tú eres lo que crees que eres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.consulta privacidad

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This